Todo lo que quieres saber antes de realizar el método Tomatis en Barcelona, Tarragona, Granollers y Sitges

  • Método-Tomatis-en-Barcelona-Tarragona-Granollers-y-Sitges

Sois muchas las personas que me preguntáis cómo funciona exactamente el método Tomatis a nivel anatómico, así que hoy vamos a repasar exactamente eso. Y es que antes de pedir cita conmigo para realizar el método Tomatis en Barcelona, Tarragona, Granollers y Sitges, seguro que queréis conocer más en detalle su funcionamiento. ¡Ya veréis que no tiene ningún misterio!

¿En qué se basa su funcionamiento?

El método Tomatis es un método pedagógico que permite mejorar la escucha de personas cuyo sistema auditivo funciona correctamente. Su funcionamiento se basa en un aparato que produce contrastes musicales mediante cambios súbitos e impredecibles del timbre y la intensidad de la música. Este efecto sorprende al cerebro y activa sus mecanismos de atención, haciendo que éste se ponga en posición de escucha.

El sonido se transmite por el aire a través del canal del oído. También se transmite mediante una vibración de la parte superior de los cascos. Esta vibración se llama conducción ósea. La conducción ósea transmite el sonido directamente al oído interno, preparándolo así para recibir el sonido transmitido a través del tímpano.

¡Gimnasia para los músculos del oído!

Para no entrar en demasiados detalles sobre las diferentes partes del oído, podríamos decir que el sonido va pasando de un canal auditivo a otro, haciendo que los músculos del oído se tensen y se relajen. De esta forma estamos sometiendo a los músculos del oído a una especie de gimnasia. Gracias al efecto Tomatis, el músculo del estribo se tensa y se relaja lo que permite mejorar la regulación del oído interno. En definitiva, el cambio repentino de timbre e intensidad estimula todo el sistema auditivo.

Pongámonos más técnicos

Dos partes del oído que vale la pena que conozcáis son el vestíbulo y la cóclea, ya que tienen la importante función de convertir el movimiento que produce el sonido en mensajes nerviosos y enviarlos al cerebro. En la cóclea, los sonidos de alta frecuencia estimulan al cerebro mucho más que los de baja frecuencia. Al recibir estas altas frecuencias, se transmiten al cerebro transformando la vibración acústica en estímulos eléctricos.

Estos impulsos eléctricos se transmiten al córtex auditivo y a las zonas corticales periféricas directamente conectadas al córtex prefrontal, el cual asimila y analiza la información recibida, que luego se redirige de vuelta al oído. Ésto favorece no sólo nuestra percepción de la información acústica y la capacidad para concentrarse en ella, sino también la mejora de nuestra motricidad fina y gruesa.

El oído, decisivo para el desarrollo personal

Éste vaivén entre el cerebro y los receptores del oído interno nos permite comprender que en realidad el oído es un órgano sensorial que desempeña un papel decisivo en nuestro desarrollo personal. Es por ello que el método Tomatis actúa de forma natural y no intrusiva sobre el sistema auditivo y el cerebro, fomentando así la mejora en el aprendizaje (inluso en casos de dispraxia, dislexia o TDA/TDAH), la atención, la comunicación, la lectura, la escucha y el procesamiento de la información.

2020-01-27T16:37:06+02:00